6 aspectos principales para elegir una tarjeta de crédito

Los seis aspectos principales que hay que tener en cuenta al elegir una tarjeta de crédito

Un historial crediticio sólido también te ahorrará dinero en cosas como las primas del seguro del coche y los tipos de interés de las hipotecas. La buena noticia es que establecer y mantener un buen crédito es más fácil de lo que probablemente piensas.

Cuando se trata de tarjetas de crédito, hay muchas opciones, y eso puede ser abrumador. Pero siempre que seas estratégico en tus elecciones, una tarjeta de crédito puede ser una poderosa herramienta financiera. Tener un buen crédito es importante para otras grandes decisiones financieras como la compra de un auto o quizá algo mas grande como una casa.

Entonces, ¿qué tarjeta de crédito es la adecuada para usted? A continuación le presentamos los seis aspectos más importantes que debe tener en cuenta a la hora de elegir una.

Elige una tarjeta sin cuota anual.

Las tarjetas de crédito con cuota anual suelen ser más caras a largo plazo, aunque los tipos de interés iniciales sean más bajos que los de una tarjeta sin cuota. Si siempre pagas tu saldo por completo y por consiguiente no pagas intereses, puedes optar por las tarjetas que ofrecen puntos o recompensas por tus compras, incluso algunas tarjetas te ofrecen recompensas por pagar el saldo de tu tarjeta en cada corte.

Comprueba las ventajas y beneficios.

Algunas tarjetas tienen tipos de interés más altos que otras, o tienen cuotas anuales. Pero otras características pueden ser aún más valiosas. Asegúrate de que una tarjeta tiene características que te ayudarán a conseguir tus objetivos. Por ejemplo, si buscas una tarjeta para construir tu crédito, elije una tarjeta del tipo básica, la mayoría de las principales instituciones de crédito, ofrecen este tipo de producto.

Otro ejemplo muy utii para las personas que viajan mucho, ya sea por placer o por trabajo es considerar una tarjeta que otorgue beneficios propiamente por viajar, incluidos beneficios por realizar transacciones en el extranjero o el cobro de comisiones bajas.

Decida para qué va a utilizar la tarjeta.

¿Utilizará la tarjeta para las compras diarias, como la comida o la gasolina? ¿O quiere mantener un saldo de mes en mes y pagarlo a final de mes?

Si piensa mantener un saldo de un mes a otro, puede elegir una tarjeta con un tipo de interés más bajo. Pero si siempre va a pagar la totalidad de sus compras, una tarjeta de recompensas puede ser una mejor opción.

Considere su propia situación financiera.

Si tiene mal crédito, o no tiene ningún historial crediticio, puede que tenga que empezar con una tarjeta garantizada. Con una tarjeta de crédito garantizada, usted deposita una fianza que se convierte en su línea de crédito. Si tiene un crédito medio o bueno, puede tener más opciones que si tiene un crédito malo.

Compruebe su puntuación de crédito antes de solicitarla.

Puede obtener un informe de crédito gratuito una vez al año mediante el Buró de Crédito. También puedes comprobar tu puntuación crediticia con «Mi Score» un reporte que también genera el Buró de crédito, el cual si tiene costo, pero es económico, así mismo, si necesitas generar un reporte del Buró, mas de una vez al año, su costo es mínimo y ademas puedes pagarlo con tarjeta de crédito.

Tener una puntuación crediticia alta es importante porque te ayudará a obtener una tasa de interés más baja o una mayor linea de crédito cuando solicites una tarjeta de crédito.

También puede ayudarte a facilitar el resto de tu vida financiera, ya que una puntuación alta puede ayudarte a obtener un tipo de interés más bajo en tu hipoteca o algún otro producto financiero.

Consejo final: Compara antes de elegir una tarjeta.

Con tantas tarjetas de crédito entre las que elegir, es importante ser selectivo. Para ayudarte a tomar esa decisión, puedes encontrar en Internet diversas herramientas gratuitas que evalúan las diferentes tarjetas de crédito que existen en el mercado.

En general, puedes introducir tu situación financiera y elegir entre recompensas, transferencia de saldo, devolución de efectivo o sin cuota anual, entre otros datos, para filtrar tarjetas que coincidan con tus criterios, junto con el tipo de interés de la tarjeta y otra información importante.

A la hora de elegir una tarjeta de crédito, lo más importante es tener en cuenta cómo piensas utilizarla, ya que las tarjetas de crédito son poderosas herramientas financieras, pero sólo si las utilizas con prudencia e inteligencia.